Nacimos con el objetivo de convertirnos en una empresa líder en la venta, fabricación y distribución de los mejores productos aromáticos para el hogar, jardín y oficina tanto en nuestro país, España, como en el resto del mundo.

Desde 1997, nuestra historia está marcada por el dinamismo, la flexibilidad y una constante adaptación al mercado. Sin perder nuestra esencia, hemos podido adecuarnos a cada cliente y a cada estilo. Hemos sido siempre fieles a nuestros estándares de calidad y sabemos identificar las necesidades del consumidor.

Una de las estrategias para alcanzar nuestros objetivos es la continua evolución. Buscamos la innovación en nuestro campo, estudiamos el mercado y trabajamos para dar a nuestros clientes unos productos que realmente cumplen las expectativas.

Nuestra marca destaca dentro y fuera de España: somos proveedores en muchos países generando un gran volumen de exportación. Esto ha sido posible gracias a las alianzas estratégicas, la creación de filiales y la introducción de nuestras instalaciones de producción.

Después de que en Ambientair hayamos superado los objetivos año tras año, somos la casa con sello español de mayor alcance global en su área. Estamos en pleno proceso de expansión internacional, y después de casi 20 años nuestro objetivo es superarnos cada día y seguir creciendo como lo estamos haciendo en más de 40 países de todo el mundo.

Hasta haber alcanzado nuestros objetivos y llegar a ser lo que somos hoy, en Ambientair hemos trabajado y confiado en nuestro proyecto, implicándonos producto a producto para conseguir los mejores resultados. Nuestra fábrica se ubica en la ciudad de Segovia, España, donde viajan las materias primas de calidad con las que trabajamos todos los días.

Nuestras velas, mikados y el resto de productos, son testeados y sometidos a rigurosos análisis hasta asegurarnos de que tienen la esencia de Ambientair.

Nuestras fórmulas no contienen alcohol, y además son de larga duración, por tanto, las esencias no se ven alteradas y las fragancias se evaporan más lentamente. Este “savoir faire”, unido a las tecnologías y nuestra continua innovación, nos facilita el camino y nos abre el paso hacia nuevas fronteras.

Gracias a nuestro gran equipo humano, los componentes y elementos básicos son transformados en excelentes productos que viajan hasta comercios y hogares por todo el mundo.