Gerardo Manzano, CEO de Europair, reflexiona en este artículo sobre cómo la crisis de la COVID-19 está afectando al sector del transporte aéreo y explica las ventajas que brinda la aviación ejecutiva a las empresas a la hora de realizar sus viajes de negocio incluso en estos días de máximas restricciones de movimiento. Este análisis forma parte de ‘Reflexiones para la recuperación’, un espacio del Foro de Marcas donde se comparten los análisis y las reflexiones de expertos frente a la crisis generada por la COVID-19.

Las excepcionales circunstancias que la humanidad experimenta en la actualidad nos obligan a revisar la mayoría de los hábitos y costumbres que hasta la fecha se consideraban incuestionables. Cuestiones que permanecían instaladas cómodamente en nuestras vidas tanto en el ámbito personal como en el profesional desde la perspectiva individual y colectiva se han derrumbado y muchas no podrán ser reconstruidas al menos a corto plazo.

Entre las múltiples consideraciones posibles, y dejando de lado las políticas, destacan tres reflexiones que generan notable interés para las empresas y ciudadanos en general. Consideraciones que afectan y condicionan la industria del transporte aéreo.

Por un lado, se ha abierto el debate sobre que actividades y oficios deben ser etiquetados como “servicios esenciales”.

También se escuchan diferentes opiniones sobre qué actividades y oficios se han visto o se prevé que se verán más gravemente afectados por las consecuencias de esta grave crisis sanitaria y la no menos grave crisis económica global que ya ha comenzado a dar los primeros síntomas, pero sobre la que aún desconocemos cuál será su verdadera dimensión entre otras razones por nuestra ignorancia respecto a el calendario que tenemos por delante.

Y por último también experimentamos una explosión en el protagonismo de la tecnología en sus múltiples y diversas variedades y usos. Las aplicaciones y herramientas informáticas han colonizado nuestro día a día y, en muchos casos, más por obligación que por vocación. Actualmente hemos incorporado o aumentado la presencia de la tecnología en procesos de comunicación, formación y control de gestión.

En relación con la esencialidad de una determinada actividad, parece claro que una gran mayoría de las empresas realizamos tareas que para unos o para otros resultan esenciales y desde luego viajar en un mundo globalizado resulta imprescindible para casi cualquier empresa en cualquier sector.

Respecto al impacto provocado por la aparición del COVID-19, al igual que otras industrias, la industria de transporte aéreo se ha visto obligada a paralizar al 99% su actividad habitual y entrar en un doloroso proceso de hibernación con miles de aviones sellados en tierra. De nuevo como ocurre en otros sectores, aunque quizás con mayor incidencia entre las aerolíneas, las consecuencias no podrán ser salvadas y muchas desaparecerán y todas tendrás que ajustar sus flotas reduciendo su oferta y las rutas y frecuencias hasta ahora disponibles, causando a su vez un impacto negativo indirecto en los usuarios que utilizaban estos servicios.

La tecnología aporta incuestionables ventajas en múltiples tareas y funciones de cualquier empresa, pero es igualmente innegable que una videollamada no es el mejor vehículo para conseguir la confianza como elemento imprescindible para mantener y mucho menos para conseguir un cliente, un proveedor o seducir a cualquier otro interlocutor relevante en la cadena de valor de la empresa. Esto únicamente se consigue con presencia física, en una conversación cara a cara gracias a la infinita información adicional que esto nos ofrece.

«Respecto al impacto provocado por la aparición del COVID-19, al igual que otras industrias, la industria de transporte aéreo se ha visto obligada a paralizar al 99% su actividad habitual y entrar en un doloroso proceso de hibernación con miles de aviones sellados en tierra.»

Bajo estas circunstancias, con las enormes dificultades y restricciones para la libertad de movimientos vigente en la actualidad, y con la no excesivamente optimista perspectiva que tenemos frente a nosotros al menos a medio plazo, la esperada reactivación de la actividad empresarial se verá condicionada, además de por sus propias circunstancias, por las limitaciones existentes para trasladarse a visitar a sus clientes o sus centros de trabajo en otros países, etc.

La posibilidad de viajar, y de hacerlo de forma segura, con las máximas garantías sanitarias posibles, ajustando el programa de viaje a las necesidades del pasajero y no al revés y hacerlo en vuelos directos para cumplir los requisitos de forma eficiente se ha convertido en todo un desafío.

La solución existe y esta fácilmente disponible, nos la facilita un modelo de transporte que en España no es excesivamente conocido, se trata de lo que en general se conoce como aviación ejecutiva o privada. Hasta la fecha este tipo de vuelos comúnmente se identifican con el lujo y la extravagancia de estrellas del cine, del deporte o celebridades en general, pero la desgraciada situación que ahora vivimos nos ha permitido a todos valorar esta alternativa limpia de prejuicios centrándonos exclusivamente en los muchos atributos que nos aporta ya sea por las infinitas oportunidades de realizar un viaje para cubrir cualquier ruta de acuerdo a nuestra particular y personal agenda o bien por la tranquilidad de realizarlo en un espacio controlado y con garantías sanitarias o por las facilidades y el ahorro de tiempo y de contacto que este tipo de vuelos nos puede ofrecer en comparación con las formulas al uso. Y todo esto además es posible incluso en estos días de máximas restricciones de movimiento cumpliendo unos requisitos básicos.

Así pues, el reto se limita a entrar en contacto con los profesionales que conocen perfectamente este subsector para garantizar la plena satisfacción del usuario y la tranquilidad de disponer de una atención personalizada de cada una de las necesidades de las más de 3.000 empresas españolas con implantación en el exterior y/o de las 52.000 que exportan regularmente, que podrán viajar a cualquier destino.

Más contenido

Repsol dona gel hidroalcohólico y materiales de protección sanitaria
0

Repsol ha adaptado sus laboratorios destinados a la fabricación de combustible de competición situados en el centro de investigación Repsol Technology Lab para fabricar hidrogel, siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y donándolo al personal sanitario y a los hospitales. Comenzó con una producción de 3.000 litros a la semana, los […]
Leer más »
Liderazgo de marca en un mundo convulso
0

Nancy Villanueva, CEO Iberia & Middle-East en Interbrand, plantea que la emergencia sanitaria y sus consecuencias han confirmado el deber de las marcas de transformarse estructuralmente y explica cómo pueden evolucionar las marcas para reforzar la resistencia del negocio y, a la vez, la confianza del consumidor.
Leer más »
Paradores abrirá todos sus hoteles el 25 de junio
0

Paradores abrirá todos sus hoteles y espacios gastronómicos el próximo día 25 de junio, los cuales cerraron a partir del 15 de marzo debido a la pandemia de la COVID-19. Ese mismo día, abrirá por primera vez sus puertas el Parador Costa da Morte, en A Coruña, y reabrirá tras una rehabilitación integral el Parador […]
Leer más »