Kriskadecor crea proyectos totalmente personalizados hechos con eslabones de aluminio anodizado, ofreciendo a arquitectos y diseñadores de interiores una amplia gama de soluciones: separadores de espacio, techos, revestimientos de interior y exterior, elementos de iluminación o cualquier otra estructura especial que puedas imaginar.

La versatilidad y ligereza de las cadenas permiten personalizar las soluciones de diseño tanto en color como en forma y dimensiones. Además, gracias a tecnología propia y a una amplia paleta de 24 colores, pueden reproducir cualquier imagen o patrón en acabados brillantes y satinados. Hay que destacar que el aluminio es 100% reciclable, por lo que el uso de este material encaja en cualquier proyecto que vele por la sostenibilidad.

Desde su creación en 1926, en Montblanc, España, la compañía ha construido su reputación sobre tres pilares fundamentales: innovación, personalización y atención al cliente, desarrollando proyectos de hospitality, retail, oficinas corporativas y espacios públicos de todo el mundo. Actualmente cuentan con una segunda sede en Miami, Florida, y representantes de la marca en varios países.