Joquer

Pedro Carretero funda Joquer el año 1984, como una pequeña empresa familiar.

Nuestra actividad se inicia con la producción de sofás, butacas y elementos auxiliares de tapicería que, seis años más tarde, pasarán a exportarse a diversos países de Europa.

Joquer trabaja desde sus inicios con diseñadores externos como Dario Gagliardini, Gabriel Teixidó, Jordi Busquets o Mario Ruiz, Premio Nacional de Diseño 2016, que en 2012 asume la dirección creativa de Joquer aportando un nuevo rumbo estratégico que culmina con la renovación de la marca en 2017.

Durante todo este proceso de crecimiento y evolución, las raíces mediterráneas de Joquer permanecen intactas. La mezcla entre modernidad y tradición artesana, entre valores familiares y visión empresarial, constituye la esencia que se transmite en cada uno de nuestros productos.

Cuando creamos nuestras colecciones, no solo tenemos en cuenta el fin con el que van a ser utilizadas sino el impacto que tendrán en el entorno.

Para nosotros la sostenibilidad es un elemento clave desde la propia fase de diseño. La madera que usamos en las estructuras procede de bosques sostenibles y todos los procesos de fabricación, como la imprimación y recubrimiento de las partes metálicas, cumplen con las normativas medioambientales.

Pero, sobre todo, usamos materiales de calidad y las mejores técnicas de cosido para que nuestras piezas tengan una larguísima vida de uso, porque creemos que la perdurabilidad es el valor más ecológico.