La marca española de zapatos Alma en Pena nace en el verano del año 2006 en España y, lo que comenzó como un proyecto pequeño y sin pretensiones, se ha convertido en una empresa consolidada y fuerte en nuestro país, fácilmente reconocible y con presencia en todo el mundo.

Fueron tres amigos de siempre: Mónica Rucabado, José Gil y Eladio Vizcaíno, los artífices del mundo Alma en Pena, fruto de su devoción y experiencia en el negocio del calzado y con una idea clara de diseño, imagen y calidad.

No cabe duda de que Alma en Pena nació para acompañar a mujeres modernas y actuales que buscan estar cómodas en su día a día pero sin renunciar a conservar un estilo propio que les permita estar perfectas. Éstas son las mujeres que llevan nuestros zapatos, mujeres Alma en Pena.

Esencia Alma en Pena

Alma en Pena confecciona todos sus zapatos en materiales de alta calidad, exclusivos y muy trabajados siguiendo un proceso cien por cien respetuoso con el medio ambiente, siempre apostando por modelos de calzado muy femeninos dónde convivan exclusividad y comodidad, creando piezas únicas y especiales.

La marca se identifica por sus sandalias joya. El cristal es el detalle esencial de cada colección, cada zapato es único y realizados en combinaciones fáciles de combinar con cualquier look, desde los más casual a los más especiales y elegantes.

Alma en Pena ofrece una variedad de diseños para cada ocasión, desde sandalias planas, las cuales son toda una referencia hasta las cuñas y originales botas y botines. Siempre destacando sus originales materiales, texturas y ornamentos, tanto en campañas de verano como las de invierno.

Nuestro equipo, nuestro éxito

Si tuviéramos que elegir una de las partes más importantes de la marca, definitivamente diríamos “nuestro equipo”.

Contamos con 200 artesanos que cuidan la calidad y los pequeños detalles, totalmente especializados en los requerimientos de una marca tan especial como Alma en Pena dirigidos por una mujer que representa los valores de la marca al 100%, mujer trabajadora al máximo, actual y responsable, con hijos e íntegramente incorporada a la vorágine del trabajo, Cathy. Fabricar una colección tan extensa como la de Alma en Pena es muy complicado, y poco común poder hacerlo en una única fábrica. Es la manera de poder conjugar todo de una única forma, y con unos estándares de calidad perfectos.

Nuestras oficinas en Madrid, completan un equipo con una profesionalidad incomparables, desde diseño de colecciones, logística, control de calidad, finanzas, e-commerce, marketing….un equipo formado principalmente por mujeres, donde pretendemos apoyar la importancia de la mujer y su valor en Alma en Pena. También contamos con mas de 30 equipos de agentes comerciales, que aúnan esfuerzos para que Alma en Pena tenga presencia en todo el mundo.