Skip to main content

Iberdrola Clientes, sociedad del grupo Iberdrola en España, ha puesto a disposición del Ministerio del Interior cerca de un millón de mascarillas, 20.000 gafas de protección y 5.390 trajes sanitarios, que serán distribuidos entre sus diferentes unidades en los próximos días.

Esta iniciativa forma parte de la acción global desarrollada por el Grupo Iberdrola durante la crisis sanitaria del coronavirus, que incluye la adquisición de artículos sanitarios de primera necesidad por importe de 30 millones de euros, tras poner su capacidad de acceso global a suministros al servicio de la Administración.

A la entrega del material sanitario, que ha tenido lugar en el Campus Iberdrola de San Agustín de Guadalix, Madrid, han asistido responsables de Iberdrola Clientes, que han hecho entrega del material al director del Centro Nacional de Protección de Infraestructuras y Ciberseguridad, Fernando Sánchez, a la comandante de la Guardia Civil, Ana María Muñoz Rodríguez, y al inspector de la Policía Nacional, Leandro Gobierno López.

El presidente del grupo, Ignacio Galán, ha mandado un mensaje de apoyo y de gratitud a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado: “como siempre han hecho, la Policía Nacional y la Guardia Civil están realizando un esfuerzo heroico durante esta crisis, manteniéndose en primera línea al servicio de todos los ciudadanos, y en particular de los sanitarios”.

Desde los primeros momentos en que la amenaza del virus fue perceptible, el grupo Iberdrola en España ha puesto en marcha más de 150 medidas para proteger la salud y seguridad de las personas, velar por la seguridad de suministro y reforzarlo en instalaciones esenciales, como hospitales y centros sanitarios.

Con las medidas de seguridad para el personal de campo y un 95% de la plantilla de oficinas en régimen de teletrabajo, la compañía ha habilitado facilidades de pago para sus clientes y servicios gratuitos para colectivos vulnerables.

Además, una vez que se supere la crisis sanitaria, Iberdrola cree que la senda de la recuperación debe estar en línea con la transición hacia una economía descarbonizada. En este sentido, el presidente del grupo ha manifestado que “el camino de la recuperación económica debe ser necesariamente verde. Contamos para ello con planes claros tanto en Europa, con el ‘European Green Deal’, como en España, con el PNIEC. Las medidas tomadas en las últimas semanas demuestran que Iberdrola está ya plenamente volcada en esta tarea”.

Asimismo, Iberdrola considera prioritario el mantenimiento de su cadena de suministro. Por ello, ha adelantado pedidos en el trimestre por valor de casi 4.000 millones de euros a más de 10.000 proveedores, el doble que en 2019, y el 24 % de la cuantía global ha ido a parar a proveedores radicados en España. Este volumen de recursos movilizará proyectos, la actividad industrial de la cadena de valor y la innovación en ámbitos como la energía renovable, las redes inteligentes y los sistemas de almacenamiento a gran escala.

This site is registered on wpml.org as a development site.