Skip to main content

Después de 23 jornadas de trabajo y 980 litros de pintura, el muralista argentino Pastel ha transformado en realidad el proyecto con el que ganó el concurso internacional de Street Art de Fermax, convocado con el objetivo de transformar la sede central de la compañía en Valencia.

En total, son 1.600 metros cuadrados de una fachada que, desde hace pocos días, está envuelta por una vegetación de escala gigantesca, que es la seña de identidad de Pastel, un muralista que ha hecho florecer muros, medianeras y chaflares en ciudades de medio mundo.

En esta ocasión, y asesorado por expertos del Jardín Botánico de Valencia, las flores que decoran la sede de Fermax corresponden a especies típicas de la región: el cardo del Montgó, el gallo de roca, el altramuz valenciano y la colleja Ifach.

Los proyectos de Pastel buscan impactar entre la ciudadanía y animarla a reflexionar sobre las relaciones del ser humano con las ciudades y la naturaleza. En este caso, a la reflexión general se añaden las claves específicas del proyecto que son la escala del edificio, su capacidad envolvente y su ubicación en un entorno de vías rápidas.

El proyecto de Pastel, elegido en una convocatoria que atrajo a casi 150 artistas de 18 países, consolida la relación de Fermax con el Street Art, una disciplina que conecta la marca con un público joven, creativo y dotado de un saludable punto de atrevimiento.

This site is registered on wpml.org as a development site.