Skip to main content

Mauricio González-Gordon preside González Byass desde el año 2006 y es miembro de la quinta generación de la familia del fundador de la empresa. Es Licenciado en Ciencias Económicas y Máster en Business Administration por Claremont Graduate School de California y Dirección de Empresas Agroalimentarias por el Instituto San Telmo. Tras adquirir experiencia en diferentes empresas internacionales, inició su andadura en González Byass en 1989 donde ha sido responsable de distintas áreas de negocio.

González Byass es una empresa que apuesta claramente por la internacionalización, ¿cuáles son los principales hitos de su proceso de expansión internacional?

Desde sus orígenes, González Byass ha mostrado una clara vocación exportadora, siendo el Reino Unido el destino de las primeras ventas de la compañía. En el mismo año de su fundación, en 1835, inició su proceso de internacionalización con  la primera exportación a Londres de 10 botas. Al año siguiente fueron 62 y, en 1839, 406.

El mundo comenzaba a descubrir la singularidad de los vinos de Jerez y su demanda crecía a un ritmo elevado. En particular, comenzó a llamar la atención un vino que Robert Blake Byass, entonces el distribuidor de la bodega en Inglaterra, solicita al fundador de González Byass en una carta en la que le habla sobre un vino extremadamente pálido (“a very very Pale wine”) que le habían recomendado. Byass se refería a uno de los vinos de los que se encargaba personalmente José Ángel y Vargas, tío del fundador, el “tío Pepe”, y en cuyas botas escribía a tiza “Soleras del Tío Pepe”. Esta carta es la prueba documental de la llegada del vino Fino a Inglaterra y del nacimiento del Fino Tío Pepe.

Hasta el Reino Unido, Francia, Alemania y los confines de Rusia, llegaban los vinos de Jerez de González Byass que, en menos de 20 años, se convirtió en el primer exportador. Esta tendencia continuó en los siguientes años y, entre 1860 y 1869, las exportaciones de González Byass llegaron a representar el 2% de todas las ventas españolas en el extranjero.

Este ritmo se siguió a lo largo de buena parte del siglo XX, manteniéndose González Byass a la cabeza de los exportadores de vinos de Jerez. Gradualmente, sus vinos y, en particular su marca Tío Pepe, lograron estar presentes en los cinco continentes. Más recientemente, González Byass inició una etapa de diversificación hacia otros orígenes e implantación comercial propia en algunos mercados, con el objetivo de consolidar y seguir desarrollando su presencia internacional.

¿Qué representan las marcas para una empresa como González Byass?

Las marcas para González Byass representan el compromiso con sus consumidores por la calidad, el vínculo con el origen donde se elaboran, así como con nuestros valores a largo plazo. La Familia de Vinos de González Byass (Bodegas Beronia -D.O.Ca. Rioja-, Viñas del Vero -D.O. Somontano-, Cavas Vilarnau -D.O. Cava-, Finca Constancia –V.T. Castilla-, Finca Moncloa –V.T. Cádiz- y Beronia Verdejo –D.O. Rueda-) son el camino para mostrar al mundo la diversidad y riqueza enológica de España. Complementariamente, ofrecemos también a los consumidores una oferta de bebidas espirituosas de alta calidad, que se materializa en las ginebras The London Nº1 y Mom, Nomad Outland Whisky, vodka Druide, brandy Lepanto, anís Chinchón y los licores de fruta Granpecher y Granpomier.

¿Y la internacionalización para la estrategia de la compañía? ¿Operáis con toda vuestra cartera de marcas en el exterior?

Uno de los grandes logros de González Byass en los últimos años ha sido la consolidación de su distribución mundial, que ha llevado a las marcas de la compañía a estar presentes en 105 países. Actualmente, cuenta con una red comercial propia en España, Reino Unido, México y Estados Unidos, complementada con equipos que dan apoyo a los distribuidores ubicados en China, Alemania, Brasil y Canadá.

¿Cuál es la principal ventaja competitiva de González Byass y sus marcas frente a sus competidores internacionales?

Desde su fundación, hace 180 años, González Byass ha liderado la expansión internacional de los vinos de Jerez, únicos en el mundo. Recientemente, la publicación especializada Wine & Spirits Magazine nos ha considerado como una de las 100 Mejores Bodegas del Mundo.

Además, tenemos el privilegio de poder mostrar, de norte a sur, la esencia del terroir de algunas de las principales regiones vitivinícolas de España con las bodegas que conforman esta familia de vinos: Bodegas Beronia, Viñas del Vero, Vilarnau, Finca Constancia, Finca Moncloa y Beronia Rueda.

¿Qué mercados tienen actualmente mayor peso y cuáles son los mercados de futuro? 

En este momento estamos enfocando nuestros esfuerzos en Reino Unido, Alemania y EE.UU., además de en China, México y Canadá, a los que asociamos un gran potencial.

¿Qué representa el icono de Tío Pepe para González Byass?

Tío Pepe es el vino fino de Jerez de mayor venta en el mundo y uno de los productos españoles presentes en mayor número de países. Su nombre hace referencia a José Ángel Vargas, tío de Manuel María González, a quien asesoró tras fundar este la compañía en 1835.

En 1935, el jefe de propaganda de González Byass, Luis Pérez Solero, vistió a la botella con chaquetilla roja, sombrero y guitarra. Fue el nacimiento del icono de Tío Pepe, que tuvo su primer aparición pública en la alternativa de Ventura Núñez “Venturita”, en las Fallas de Valencia de 1936. En esta corrida, el torero jerezano brindó su toro a la figura de Tío Pepe, que se dispuso en un tendido de la plaza.

Desde entonces, Tío Pepe se fue haciendo famoso, llegando su imagen a estar presente en la vida social y cultural española. Con el tiempo traspasó fronteras, convirtiéndose en uno de los iconos de España al que diseñadores y artistas han dedicado especial atención.

¿Qué retos se plantea la empresa para los próximos 5 años?

El reto de los próximos años se basa en seguir reforzando la internacionalización de la compañía. Para ello procuraremos consolidar los mercados donde ya disponemos de distribución propia, incorporar algunos nuevos y continuar ampliando nuestro portafolio con marcas y orígenes que enriquezcan nuestra oferta. A ello habría que añadir una fuerte apuesta por el enoturismo, que ayuda a vincular nuestras marcas a su origen, asociándolas también a la gastronomía.

Dichas actuaciones estarán presididas por los valores de la compañía: tradición familiar, innovación, compromiso con la calidad y respeto por el medio ambiente.

Nuestra vocación es traspasar a la siguiente generación una empresa competitiva, moderna y sostenible, que continúe la senda iniciada por mi tatarabuelo, Manuel María González, en 1835.

Como reflejo de algunos de nuestros valores, hemos desarrollado un programa denominado «5+5, Cuidando el Planeta», que recoge nuestro compromiso con el medio natural, contribuyendo a que las próximas 5 generaciones puedan continuar esta labor.

This site is registered on wpml.org as a development site.