Por su labor social Anantapur, Andhra Pradesh (India), donde ha contribuido a sacar de la pobreza a miles de personas mediante un desarrollo sostenible, es decir, agricultura de conservación, microcréditos, suministro de agua, asistencia sanitaria y educación universales. La Fundación tiene unos 150.000 niños apadrinados emplea a 1.800 personas, gestiona cinco hospitales, uno especializado en enfermos de sida y más de mil escuelas, alcanzando a dos millones y medio de personas, a lo largo de más de 2.000 municipios del estado indio donde tiene su sede.
  • Sector
  • Año
    2011