Skip to main content

Día tras día, investigadores de todo el mundo trabajan para identificar soluciones terapéuticas al COVID-19 que permitan reducir las medidas de confinamiento y detener la pandemia. Por ello, el FC Barcelona y la Fundación Barça han ofrecido el Camp Nou para ubicar un punto de recogida de muestras para el ensayo clínico que está llevando a cabo desde el pasado 16 de marzo la Fundación Lucha contra el Sida y las Enfermedades Infecciosas.

El estudio, liderado por los doctores Oriol Mitjà y Bonaventura Clotet, pretende probar la efectividad de un tratamiento preventivo a partir de la hidroxicloroquina, un fármaco utilizado para prevenir la malaria. Se quiere comprobar si este medicamento impide que quienes han estado en contacto con una persona infectada desarrollen la enfermedad o que lo hagan de una manera más suave.

Los participantes se dividen de forma aleatoria en dos ramas: la de tratamiento y la de control. A las personas que tienen la infección se les hace seguimiento domiciliario, proporcionando la medicación cuando procede. En el caso de los contactos, se considera más ágil hacerles el seguimiento y administrarles el fármaco desde uno de los puntos de atención del estudio, que se han situado en varios emplazamientos a pie de calle.

El proyecto ha sido aprobado por el Departamento de Salud de Catalunya y la Agencia Española del Medicamento, y se implementa con el aval de la Organización Mundial de la Salud. El despliegue de medios no habría sido posible sin la solidaridad de las instituciones y empresas que gestionan los emplazamientos, así como la generosidad de JM Caravaning y la colaboración de Open Arms, que ha puesto a disposición un gran equipo de voluntarios.

Esta iniciativa se suma a las acciones que, desde el Club y a través de la Fundación Barça, se están llevando a cabo para ayudar en la lucha contra la pandemia del coronavirus.

This site is registered on wpml.org as a development site.