Skip to main content

Dulcesol, marca de Vicky Foods, empezará a empaquetar todas sus líneas de pan y pastelería en nuevos envases biodegradables. Este cambio permitirá sustituir el uso de otras tipologías de plástico en la línea de producción y reducir el impacto en el medio ambiente, uno de los objetivos de la compañía.

La implementación de estos nuevos envases ha comenzado recientemente en sus magdalenas ecológicas, que se encuentran ya en los lineales de los supermercados; seguirá este verano con todas las líneas de pan y estará disponible en su totalidad en el verano de 2021.

Se estima que esta iniciativa afectará a cerca de 45 millones de paquetes, entre bolsas, multipacks y envases de venta al peso, de todos los productos de pan y pastelería de Dulcesol, lo que reducirá en 1.200 toneladas el uso de plástico convencional anual por parte de la marca. Este nuevo material que llevarán las distintas categorías de Dulcesol, que sigue todas las normativas de la Unión Europea, incorpora una nueva tecnología que consigue que el plástico se degrade como si fuera un residuo orgánico más.

Su compromiso con el medio ambiente, un pilar en la política de RSC de Vicky Foods

Esta iniciativa de Vicky Foods, grupo internacional que integra a la marca Dulcesol, se enmarca en su estrategia de Responsabilidad Social Corporativa, en el área de medio ambiente, y significa un paso más en su compromiso por innovar y fomentar el diseño de productos y procesos que minimicen el impacto de su actividad sobre el entorno, tanto en su producción como en su posterior uso.

En este sentido, la gestión responsable de las materias primas y la disminución de los residuos producidos y, en concreto, el consumo de materiales plásticos convencionales para los envases y embalajes, es uno de los ejes de actuación destacados para la compañía.

Vicky Foods lleva años aplicando una serie de medidas en sus procesos para revertir el uso de este material bajo el enfoque estratégico de ‘reducir, reutilizar y reciclar’, entre las que destacan la disminución del espesor de las láminas de plástico y de la superficie de los envases, o la investigación de materiales sustitutivos a base de poliácido láctico u otros polímeros compostables o biodegradables.

Como resultado de estos trabajos, Vicky Foods lanzó el año pasado las primeras magdalenas ecológicas del mercado con envase completamente biodegradable, desde el film que las envuelve hasta la bandeja de cartón y las cápsulas; así como su nueva línea sin azúcares añadidos, con un innovador packaging, más respetuoso con el medio ambiente, que reduce en un 80% el uso de plástico y puede reciclarse en el contenedor de papel.

This site is registered on wpml.org as a development site.