Víctor Vélez es bilbaíno de 56 años y licenciado en Económicas y Empresariales por la Universidad Comercial de Deusto, Máster en Dirección de Empresas Agroalimentarias por el Instituto Internacional San Telmo y en el Programa de Perfeccionamiento Directivo en el IESE – PDD, así como Master en Comercio Exterior por la Universidad de Deusto.

Dentro del Bodegas Barbadillo, Víctor Vélez ha ostentado, hasta la fecha, numerosas responsabilidades. Ha sido director de Recursos Generales, miembro del Comité de Dirección y responsable de la Gestión de la Innovación, entre otros cargos. Actualmente ocupa el puesto de director general de Bodegas Barbadillo.

Barbadillo cumple 200 años y siempre se ha caracterizado por mantener sus tradiciones. ¿Cómo ha evolucionado la marca a lo largo de todo este tiempo sin perder su esencia?

En palabras de Manuel Barbadillo, presidente de Bodegas Barbadillo, podemos decir que somos una “bodega familiar que ha marcado a ocho generaciones desde 1821. Un tiempo en el que se puede medir su propia evolución, en la transformación de sus vinos y en su experiencia”. Siempre estamos en constante evolución, pero sin dejar de lado nuestras tradiciones, que son las que nos han hecho llegar hasta aquí.

Desde 1821, somos elaboradores de vinos únicos como es la gran aportación de Sanlúcar de Barrameda a la enología mundial, que no es otra que la crianza del vino bajo velo de flor o crianza biológica. Ya en 1827 salió de nuestras bodegas la primera bota con la denominación ‘manzanilla’ que se exportó a Filadelfia (EE.UU.). Nuestro recorrido ha continuado durante estos dos siglos en numerosos frentes, cumpliéndose el año pasado el 45º aniversario del primer vino blanco de mesa, que fue una revolución en aquel momento en España, pero también hemos ampliado “nuestras fronteras” a otras D.O.’s como Ribera del Duero o Somontano.

Debemos de adquirir experiencias para la superación de retos y desafíos para seguir evolucionando. Excelencia, esfuerzo, innovación y sostenibilidad son las palancas que impulsan nuestro desarrollo empresarial.

Otra característica de Barbadillo es la integración de la empresa con su entorno. ¿Qué acciones lleváis a cabo para tener un impacto positivo en las comunidades más cercanas a la empresa? ¿Cómo influye este factor en la relación con los diferentes stakeholders de la compañía?

Bodegas Barbadillo contribuye activamente al mantenimiento del paisaje de viñedos en el suelo de Albariza y a la recuperación de variedades autóctonas antiguas. Además, es una empresa comprometida con el medio ambiente y la preservación de su entorno natural y biodiversidad, como prueba nuestra reciente incorporación en la Campaña de Preservación del chorlitejo patinegro en la costa de Cádiz. En clave de sostenibilidad, cabe destacar nuestra apuesta por una división ecológica que inaugura nuestro vino blanco Sábalo y reúne el compromiso de nuestra bodega por la tierra.

En cuanto al compromiso con los agentes sociales de su entorno, especialmente en momentos difíciles como estos, Barbadillo se ha comprometido a apoyar a los sectores más castigados por la crisis derivada de la pandemia, con donaciones al sector de la hostelería –tanto de Andalucía como de Aragón (Campaña 0,19 a la que se unió Bodega Pirineos en 2020)- y con el apoyo a los viticultores locales del Marco de Jerez.

Barbadillo también participa en causas por la igualdad, como con la organización de catas solidarias en la campaña de ‘Andaluces Compartiendo’ de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) a favor de la igualdad de género en el mundo de la Alta Cocina.

Junto a las actividades para el impulso de la economía en nuestro ámbito de influencia, Bodegas Barbadillo trabaja por conservar el patrimonio arquitectónico del casco histórico de Sanlúcar de Barrameda.

¿Qué actividades tenéis previstas para celebrar el bicentenario de la empresa?

Este 2021 es un año muy especial para Bodegas Barbadillo, pues se cumple su Bicentenario (1821-2021) y va a ser una fecha para recordar. S.M. El Rey, Felipe VI, ha aceptado la presidencia de honor de nuestro bicentenario y se espera realizar, si la pandemia lo permite y con todas las medidas de seguridad, un evento que escenifique los dos siglos de unión de tradición e innovación que han caracterizado a la bodega durante todo este periplo.

Actualmente, entre las actividades que destacamos se encuentra la celebración del evento ‘Sumillería Efímera’, una serie de catas maridadas en petit comité con las que nuestra bodega apuesta por dar protagonismo absoluto al sumiller y el servicio de sala, justificando así la importancia que para la enología en general y los vinos de Sanlúcar y Jerez en particular, tienen estos profesionales.

Doce sommeliers de prestigio internacional que desarrollan su trabajo en restaurantes de relevancia y algunos con estrellas Michelin han sido invitados a presentar una selección de vinos en la que priman algunas de las mejores referencias de nuestra bodega. Hasta el momento, ya han pasado por el Salón del Bicentenario el chef portugués Vitor Claro y el sumiller internacional Bernat Voraviu (restaurante Alkimia).

Para esta ocasión se ha recuperado el antiguo Salón Bodeguero para convertirlo en el centro neurálgico de la recepción de visitantes a la bodega. Se llama el Salón del Bicentenario, situado cerca de la Bodega La Arboledilla o Catedral, y será aquí donde dará lugar un completo programa de catas técnicas como parte de su oferta enoturística.

Cabe añadir que este formato pop up de homenaje al sumiller y la hostelería se ha abierto al público de manera muy reducida con todas las medidas de seguridad y se pueden adquirir las entradas a través de la tienda online de Barbadillo.

¿Cuáles son los valores que permiten alinear la estrategia corporativa con cada una de las distintas marcas de Barbadillo?

Los valores de Barbadillo se resumen en 5 pilares que siempre están presentes en cada una de las decisiones de la compañía

Familiar: Barbadillo es una de las diez empresas familiares más grandes y antiguas de España. Con casi 200 años de historia sigue siendo una empresa cien por cien familiar. Un lugar donde cuidamos y respetamos la tradición sin dejar de lado la importancia de la constante innovación.

Pionera: llevamos siglos a la vanguardia del sector, pioneros en multitud de aspectos. Embotellamos la primera manzanilla exportada a Filadelfia en 1827. Fuimos los primeros en denominar a este tipo de vino ‘Manzanilla’. Produjimos el primer vino blanco andaluz 100% palomino fina en 1975.

Exportadora: desde 1827 exportamos manzanilla y otros vinos por todo el mundo. Por eso nuestra experiencia y trayectoria en este ámbito están ampliamente garantizadas. Estamos presentes en más de 50 países: Alemania, Francia, Dinamarca, Reino Unido, Estados Unidos, Japón, Rusia…

Vanguardista: seguimos elaborando vinos en los mismos espacios en los que se criaban hace 200 años, respetando la tradición, mientras innovamos en técnicas y procesos como las etiquetas inteligentes, la presencia de aguja de manera natural o el control mediante Big Data e inteligencia artificial.

Comprometida: somos conscientes de que debemos tener en cuenta las necesidades de todos los agentes que intervienen en nuestro proceso productivo, desde trabajadores, proveedores, clientes y vecinos, ya que nuestro éxito depende del suyo.

¿Qué papel juega la marca en el proceso de internacionalización de la empresa y cómo os adaptáis a las necesidades de cada mercado?

En Barbadillo tenemos la suerte de llevar más de 45 años elaborando el vino blanco más vendido de España, conocido simplemente por todos como Barbadillo y al que solo unos pocos llamamos Castillo de San Diego. Ser líderes del vino blanco en España ayuda a abrir muchas puertas. Actualmente, exportamos en torno al 30% de nuestra producción y la realidad es que tiene más peso el canal alimentación, en el que hemos elaborado vinos para marcas de distribuidor puntualmente, aunque nuestras marcas de jereces y manzanillas premium, como Pastora, son las mismas que en España y muy apreciadas en mercados como Reino Unido y Estados Unidos.

¿Qué papel juegan las redes sociales para la marca y cómo influyen en la relación con el consumidor?

Según la última edición del Marco General de los Medios en España que elabora AIMC, el consumo diario de internet de los españoles ha pasado de los 161,2 minutos en 2019 a 181,6 en 2020. Y yo me permito añadir que un importante porcentaje de estos minutos lo ocupan las redes sociales.

Para Barbadillo, las redes sociales son una ventana que nos ha traído un nuevo estilo de comunicación más cercano y bilateral, que nos permite generar conversación y recibir feedback en tiempo real. Por lo que mantener una escucha activa nos ayuda a recoger información muy valiosa a la hora de conocer como aterrizan nuestros vinos en el mercado.

A la hora de diseñar nuestra estrategia para redes sociales, lo primero que hacemos es definir un perfil tipo de persona, con un estilo un de vida y un comportamiento digital concreto y, a continuación, nos hacemos la siguiente pregunta: ¿qué podemos aportar como marca para ser relevantes?

La crisis generada por la COVID-19 ha impactado fuertemente la economía. ¿Cómo os habéis enfrentado a esta situación y cuáles consideráis que son las claves de recuperación tanto para la empresa, como para vuestro sector?

Esta crisis de la COVID-19 ha sido uno de los episodios más difíciles que hemos tenido que pasar en Bodegas Barbadillo. Nos hemos visto afectados por el cierre del canal hostelería, que suponía el 40% de nuestro negocio, pero hemos mantenido las ventas en alimentación y reforzado la exportación, lo cual es muy positivo. Además, hemos intentado compensarlo impulsando el ecommerce con notable refuerzo de nuestros canales online.

El inicio de esta crisis sanitaria coincidió con uno de los momentos más importantes del año para nuestra bodega: la preparación para la Feria de Abril. Una vez analizada la situación, se tomó la decisión de reinventarse y adaptarse al momento. De esta manera, se ideó la campaña #AlumbradoEnElBalcón, mediante la cual se animaba a los sevillanos a celebrar la Feria en casa y se lanzó una edición limitada del pack del feriante con Manzanilla Solear.

La iniciativa tuvo muy buena acogida, hasta el punto de que las existencias se acabaron en menos de una semana y el mismo día del lanzamiento, se colapsó la página web de la tienda online de Barbadillo.

El impulso del negocio ecommerce ha sido fundamental para Bodegas Barbadillo, que ha visto comprometido el  40 % de sus ventas debido al cierre del canal hostelería.

Bodegas Barbadillo, además, ha continuado con su habitual línea de colaboración con otras empresas del sector y, debido a las circunstancias excepcionales derivadas de la pandemia, ha acentuado su compromiso con los hosteleros, a los que tanto ha afectado esta crisis. Por ello, como ya hemos adelantado,  ha realizado una donación a la Asociación de Hostelería de Sevilla de 6.000 botellas de Manzanilla Solear de 75 cl., el equivalente a los 1.000 packs del feriante; y ha participado en la iniciativa #FuerzaBar promovida por Heineken, donando 1.200 botellas de manzanilla Mil Pesetas.

Somos una de las 10 empresas familiares más antiguas de España y en 200 años nos ha dado tiempo de vivir muchas cosas, pero siempre hemos tenido como compañía en nuestro ADN un afán pionero y un impulso para afrontar nuevos retos y adaptarnos a las nuevas circunstancias.

Sin duda, nuestra constancia y capacidad de adaptación nos han ayudado a enfrentarnos a esta situación tan excepcional y delicada para afrontar este presente tan volátil con todo el saber y conocimiento que nos aportan los 200 años de existencia de la bodega.

Más contenido

Paradores lanza su primer podcast
0

‘Historias de San Marcos’ da a conocer la historia del emblemático Parador de León, un edificio con más de 800 años de antigüedad que ha sido hospedería, iglesia, cárcel y hospital de peregrinos. ‘Historias de San Marcos’ es el primer podcast producido por Paradores de Turismo. Una ambientación sonora que sirve para dar a conocer […]
Leer más »