Ricardo García Lorenzo es subdirector de Innovación Agroalimentaria de Cajamar y director de Cajamar Innova. Es licenciado en Ciencias Actuariales y Financieras, y en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid (UCM), doctorando en Economía Financiera, mención especial en la Universidad de Almería. Además, ha cursado distintos programas de administración y finanzas corporativas en la Universidad de Chicago, en London Business School, en Ohio State University at Newark, en el Instituto de Empresa y en el IESE.

En los últimos nueve años, desde su incorporación a la entidad, ha desempeñado distintos puestos de responsabilidad, como director de Staff de Coordinación y director de Segmentos Estratégicos de la Dirección General de Negocio de Grupo Cooperativo Cajamar. Además, compagina su actividad profesional como consejero asesor de Energía Renovables de Brasil, y como profesor ejecutivo de diversos programas máster de ESIC Business & Marketing School, además de ejercer de profesor ponente invitado en EDEM Escuela de Empresarios y en ESAN Graduate School of Business. Anteriormente a su incorporación a Cajamar, entre otras responsabilidades, ha sido director general del Grupo Agro Industrial AE, vicepresidente de Yara Alborán y socio director de Grupo Sinergi.

Cajamar es un grupo financiero referente de la banca cooperativa en España. ¿Cuáles son los valores de vuestra marca?

El modelo de banca cooperativa Cajamar se sustenta en tres principios: el de la cooperación como una forma de compartir recursos, conocimientos y esfuerzos con nuestros grupos de interés y con la sociedad para conseguir un mayor beneficio mutuo, eficiencia y equidad; el principio de economía social como forma de compatibilizar el desarrollo económico y social; y el de la sostenibilidad desde su triple dimensión: económica, social y medioambiental. 

Los valores de nuestro Grupo financiero podemos sintetizarlos en la transparencia con nuestros socios, clientes, proveedores, empleados y sociedad en general; la integridad, a través del rigor y labor de sus profesionales desarrollada con honradez y equidad; la diversidad, entendiendo que cualquier diferencia es una oportunidad; responsabilidad, dando respuesta e incorporando de una forma equilibrada las expectativas de nuestros socios y clientes; y cercanía, basada en la corresponsabilidad, la confianza mutua, y las relaciones estables, fiables y duraderas con nuestros clientes y grupos de interés.

Como banca cooperativa que somos, nuestra misión es contribuir con soluciones financieras al desarrollo económico, bienestar y progreso social de nuestros socios, clientes y entorno en el que desarrollamos nuestra actividad, cooperando para generar ideas e innovación que contribuyan a la modernización de nuestro tejido productivo y redunde en la interconexión sostenible de territorios cada vez más resilientes y solidarios, capaces de integrar innovación y emprendimiento de base local. Y todo ello a través de una actividad financiera caracterizada por la cercanía, el conocimiento del entorno que nos rodea, de nuestros socios y clientes, así como el compromiso de seguir fijando el capital financiero, humano, industrial, relacionado con el territorio, promoviendo una economía local sostenible que tenga en cuenta los intereses y el bienestar de las personas y colectivos más vulnerables financiera y socialmente.

Estos principios y valores son los ejes de actuación de la banca cooperativa Cajamar desde hace décadas, no por imperativos coyunturales sino desde el prisma del convencimiento y la responsabilidad de nuestra labor de contribuir a la mejora y desarrollo de socios, clientes, proveedores y sociedad en general.

La sostenibilidad puede ser entendida desde distintas perspectivas y desde Cajamar así lo hacéis. ¿Cómo abordáis la sostenibilidad desde vuestra entidad?

Nuestro Grupo financiero, como comentaba antes, no aborda la sostenibilidad únicamente desde el punto de vista medioambiental, también económico y social. Creemos firmemente en lo que denominamos “triple balance” y por ello trabajamos con plena convicción en un balance económico, en un balance medioambiental y en un balance social.

A partir de ahí, desde Cajamar contribuimos a impulsar la sostenibilidad promoviendo continuas actividades y encuentros entre investigadores, científicos, empresarios y emprendedores para transferirles conocimientos y concienciarles de la importancia del desarrollo e implementación de la economía circular en toda la cadena de valor. Por ejemplo, dándoles a conocer cómo la conversión de los residuos, en la producción agroindustrial en particular y la industrial en general, crea riqueza y empleo, además de beneficios medioambientales, y por tanto representa una clara ventaja competitiva en el contexto de una globalización que se ha convertido en una de las variables claves.

La economía circular es una cuestión relevante a nivel europeo, y me atrevería decir a nivel global, en todo lo que afecta a sostenibilidad medioambiental. Una cuestión de interés general tanto para los ciudadanos como para las empresas y las propias autoridades, puesto que contribuye a una mejor optimización de unos recursos cada vez más limitados. No podemos pretender un crecimiento económico ilimitado en un mundo de recursos finitos. Debemos felicitarnos de la actitud empresarial que tenemos en nuestro país frente a la sostenibilidad, ya que, según el Eurobarómetro sobre empresas europeas y economía circular, España es uno de los países la Unión Europea con mayor número de empresas sensibilizadas con actividades de economía circular, y por ende sensibilizadas con la sostenibilidad.

Otra de nuestras iniciativas para coadyuvar a la sostenibilidad de nuestro país es Cajamar Innova, una incubadora de empresas de alta tecnología de agua a través de la que compartimos conocimiento y tecnología para afrontar uno de los grandes retos que tenemos en España, como es garantizar el acceso al agua en cantidad y calidad suficientes. En Cajamar Innova ayudamos a startups y emprendedores a encontrar todo lo que pueden necesitar para poner en marcha sus proyectos, tanto desde el punto de vista financiero como de desarrollo del negocio.

¿Cuáles son los principales retos a los que os enfrentáis de cara al futuro?

Como entidad son varios los retos, pero considero que es mucho más relevante los retos a los que nos enfrentamos como país, como sociedad, como planeta. Uno de ellos es cómo alimentar a la creciente población mundial, que según los últimos cálculos de la ONU en 2050 sobrepasará los 9.100 millones de personas.

Nuestro país es un referente europeo en la agroindustria y nuestra entidad es referente para el sector agroalimentario español, con una cuota de mercado del 15,3 % en la actividad primaria (agricultura, ganadería y pesca). Y no solo apoyamos al sector con financiación, sino que también desarrollamos un importante papel en la transferencia de aprendizaje y conocimiento. Por poner un ejemplo, en materia de bioeconomía, proponemos un nuevo modelo productivo basado en la innovación, en la aplicación intensiva de conocimiento y tecnología a los procesos productivos y en la optimización del empleo de materias primas y fuentes de energía alternativas, priorizando el uso responsable de aquellas de carácter renovable y donde el agua juegue un papel no ambivalente, sino estratégico, claro y definido. Con ello, colaboramos a que surjan casos de éxito en zonas que no hace mucho eran marginales en producción industrial.

En este reto de producir más y mejores alimentos se deberá conseguir mediante un modelo sostenible tanto desde el punto de vista ambiental, como empresarial y social, y de ahí que el acceso al agua y la eficiencia de su uso serán aspectos críticos en los próximos años. Por ello desde nuestra entidad pusimos en marcha Cajamar Innova que surge, junto con la Fundación Incyde y apoyado por los fondos Feder, con el objetivo de facilitar a los emprendedores y startups vías para transformar sus ideas y favorecer la generación de valor y empleo y un desarrollo territorial sostenible, identificando tecnologías e ideas innovadoras que ayuden a transformar desde la sostenibilidad el sector del agua. Considero que iniciativas de este tipo, son ejemplos del compromiso y la responsabilidad de Cajamar ante uno de los principales retos a los que nos enfrentaremos como sociedad y que debería estar en todas las agendas.

Más contenido

Tendam impulsa la internacionalización de Hoss Intropia
25May2022
0

Tendam impulsa la internacionalización de Hoss Intropia

En los últimos meses la marca ha llevado a cabo aperturas en Albania, Andorra, Chipre, Chile, Costa Rica y Guatemala, y espera abrir en Letonia y Malta. Hoss Intropia afianza su presencia internacional de la mano de Tendam. La marca cuenta con nuevas aperturas en Europa y América, concretamente en los mercados de Albania, Andorra, […]
Leer más »
H&A celebra su 40º aniversario
23May2022
0

H&A celebra su 40º aniversario

H&A cumple 40 años defendiendo el valor de lo intangible. H&A celebra su 40º aniversario echando una mirada al pasado y remontándose al mes de mayo de 1982, el mes y el año en el que nació la compañía en una España que vivía momentos de profunda transformación social. La empresa inició su andadura con […]
Leer más »