Cristina Forner es presidenta de Marqués de Cáceres. Empezó su trayectoria profesional como responsable de Marketing en las propiedades familiares de Burdeos (Château Larose Trintaudon y Château Camensac, Grand Cru Classé en el Haut Medoc). Antes de su incorporación a Bodegas Marqués de Cáceres en 1983, estuvo 5 años trabajando en el sector inmobiliario y en París. Ya en la Rioja, fue responsable de la internacionalización de Marqués de Cáceres, expandiendo el negocio hasta tener una presencia en 135 países. En 2007 asumió la presidencia de la compañía e inició la expansión del grupo a través de joint ventures en Rías Baixas, Cariñena, Penédes, y con fincas y bodegas propias en Ribera del Duero y Rueda.

Marqués de Cáceres cuenta con más de 50 años de historia y se ha convertido en una empresa familiar caracterizada por la calidad y la tradición. ¿Qué hitos destacaríais de vuestra evolución como marca?

Mi padre Enrique Forner fundó la bodega en 1970 en La Rioja después de adquirir una gran experiencia en Francia y más especialmente en sus propiedades de Burdeos, Château Larose Trintaudon y Château Camensac, Grand Cru Classé del Haut-Médoc. Español de origen, en 1970 decide regresar a España y elije la Rioja por su larga tradición y por ser la cuna de los grandes vinos de España. En aquel entonces, se apreciaban los vinos tintos tradicionales muy marcados por el roble, así como los blancos y rosados de perfil evolucionado. En ese contexto, mi padre inició una escuela de vinificación totalmente innovadora creando vinos tintos con mayor estructura, color y con un elegante equilibrio fruta-barrica, así como unos vinos blancos y rosados llenos de frescura, fruta y vivacidad.

Los inicios de este proyecto resultaron difíciles, ya que de 1970 a 1974 la bodega se volcó en elaborar sus vinos tintos, envejecerlos en barrica y afinarlos en botella, proceso largo que respondía a la exigencia cualitativa de la bodega, tanto a nivel del terroir como de los vinos. Estos vinos lograron una primera aceptación en algunos mercados de exportación afines a su estilo ganando así credibilidad y prestigio por ofrecer un alto nivel de calidad y una gran diferenciación. A partir del año 1980, la bodega construyó gradualmente su distribución en España.

En 1984, me incorporo al proyecto para fomentar su internacionalización. Un acto de fe al trasladarme de Paris a Logroño, un sector tradicional que contaba con muy pocas mujeres. Mi convicción por el proyecto familiar bien mereció mi pleno compromiso. Ha sido un período fructífero viajando por el mundo durante décadas para ampliar nuestra presencia internacional a través de los diferentes circuitos de distribución y de una comunicación afín a las diferentes culturas y sensibilidades de los mercados. Hoy exportamos más del 50 % de nuestra producción a unos 135 países en el mundo.  

A finales del 2007 mi padre se jubila. Tanto el cambio generacional como la grave crisis financiera que marcó la economía mundial en 2008 podían generar incertidumbres sobre el devenir. Esta etapa contó con el apoyo y la motivación de nuestro equipo humano, uno de los principales sustentos de toda empresa dinámica. Así nos enfrentamos a una de las mayores crisis mundiales, concluyendo que tales circunstancias tenían que convertirse en oportunidades. Y nos pusimos mano a la obra.

Teníamos una marca fuerte, madura y  una cultura de empresa familiar a la cual decidimos aportar dinamismo con nuevos rumbos y apuestas huyendo de rutinas adormecedoras.

A partir del año 2009 decidimos potenciar la venta de los vinos Premium arrojando crecimientos de 2 dígitos y consolidando la imagen de prestigio y de calidad de nuestra marca y de sus vinos.

En el 2013 nace nuestro proyecto de Enoturismo con una magnífica dotación que permite acercar el vino al consumidor creando experiencias que potencien nuestra diferenciación. En 2014 adquirimos 125 has de viñedo en la mejor zona de Rueda, una iniciativa acertada por la aceptación creciente de nuestros excelentes vinos blancos de verdejo y sauvignon blanc.

En 2019 damos el pistoletazo al adquirir una bodega boutique de 60 has, Finca La Capilla en Roa, un paraje único de Ribera del Duero. Finca la Capilla apuesta por situarse entre las marcas más prestigiadas de la zona. Sus vinos se ven respaldados por las altas puntuaciones que reciben en la prensa mundial.

Además de estos proyectos, ampliamos nuestras gamas con el Cava Marqués de Cáceres que está registrando un espectacular crecimiento, el tinto Garnacha de Cariñena. A la vez, realizamos importantes inversiones en viñedos propios en la Rioja confortando así mismo el aprovisionamiento de nuestros vinos icónicos y de nuestro proyecto de investigación en viticultura y vinificación.

¿Cuáles son los valores y atributos que conforman vuestra identidad de marca y que configuran vuestra estrategia corporativa y de comunicación?

Desde sus inicios, nuestra bodega ha tenido una clara visión de futuro fundada en planteamientos a largo plazo para cumplir con nuestras exigencias cualitativas año tras año, base fundamental de la fuerza de nuestra marca. El alto nivel cualitativo, el compromiso humano, la competitividad y la seriedad de nuestra distribución mundial responden a una estrategia y a unos objetivos coherentes que respaldan nuestra credibilidad.

En la práctica trabajamos en el control de los rendimientos de la viña, en las selecciones parcelarias y en la identidad de cada selección de uvas, procesos que optimizamos en nuestras vinificaciones para realzar el alma de cada parcela, de cada viñedo, y potenciar así la identidad de marca. Aunamos artesanía con la modernidad de aquellos procesos que se pueden mecanizar sin alterar la calidad.

Nuestra expansión se realiza a través de nuevos proyectos independientes, en las zonas de mayor prestigio para explorar su potencial y su identidad. Así mismo, nuestro crecimiento no se nutre de un continuo aumento de producción en una misma zona, sino que al realizarse en diferentes Denominaciones de Origen busca exaltar el carácter y la diferenciación de nuestras producciones.

Ello motiva una comunicación de amplio espectro para dirigirse a públicos diversos, que disfrutan de un estilo de vida rico de experiencias donde participan nuestros vinos al aglutinar las culturas e identidades locales. Esta política nos sirve para fidelizar al consumidor con una oferta completa, diversa y precios que se complementan para satisfacer sus exigencias. Tanto nuestras gamas de vinos como nuestra comunicación responden a unos objetivos de segmentación de mercados  y mayor visibilidad de la marca.

Estos 50 años de existencia han dado vida a proyectos donde la familia, la dirección y los equipos trabajan en identificar las “verdades” de la marca, es decir la necesidad de fomentar su evolución y su rejuvenecimiento. Un desafío especial para esta empresa familiar que logra aunar su ADN con la actualidad de un mundo cambiante.

Internacionalización, innovación, sostenibilidad, transformación digital e inversión en talento son las claves para consolidar nuestro crecimiento.

Sois una empresa que cuenta con un alto nivel de internacionalización: actualmente exportáis más del 50% de vuestra producción y tenéis presencia en más de 120 países. ¿Qué papel juega la marca en vuestro proceso de expansión internacional?

La marca es nuestra identidad, nuestro compromiso hacia el consumidor, y la garantía de calidad y seriedad que nos identifican. Es reconocimiento, credibilidad, valor seguro, honestidad en el trabajo bien hecho, es un gran activo empresarial a la hora de su internacionalización. La marca es dinamismo, tiene sus atributos y goza de un amplio universo aspiracional y emocional. La creatividad, innovación, sostenibilidad nutren la fuerza de la marca a nivel internacional y consolida su expansión. Es un atractivo comercial para todo operador- distribuidor, importador, cadenas de distribución, hostelería, tiendas especializadas, ventas online, clubs vinófilos, etc.

El reconocimiento de marca da confianza al consumidor, garantiza el mejor servicio, entregas en plazos ajustados, calidad irreprochable, una política de marketing y merchandising que dinamiza su comercialización.   

¿En qué manera creéis que os beneficia la imagen de marca España en vuestra estrategia de internacionalización?

La imagen de marca España, y más especialmente el Foro de Marcas Renombradas, aglutinan empresas y actividades cuya actividad, dinamismo, compromiso económico y social, innovación, valor de marca individual logran crear sinergias a favor de la credibilidad y la confianza en la marca España. Las grandes marcas son las locomotoras en su sector, su capacidad de arriesgarse y su determinación profesional para proyectar dinamismo en los mercados internacionales. Son identidad al reflejar un estilo de vida, un know how y un claro potencial de crecimiento.

La marca España es un universo que nos beneficia a todos. Ocupamos sectores diferentes que a su vez nos permiten una mayor penetración de nuestros valores en todos los mercados, redundando en una mayor fuerza de la marca España. Cabe potenciar los recursos necesarios para fomentar una mayor promoción y competitividad a nivel mundial.  

La sostenibilidad es una de las actuales exigencias de la sociedad y de los consumidores. ¿De qué forma trabajáis la sostenibilidad desde Marqués de Cáceres?

Tenemos definido un conjunto de iniciativas que se engloban dentro de un plan estratégico de sostenibilidad. Asimismo, hemos instalado placas fotovoltaicas para el autoconsumo en bodega, hemos planificado una reforma de las oficinas bajo el estándar internacional ‘PASSIVE HAUS’, con el objetivo de tener plena eficiencia energética en ellas y residuo 0. Reciclamos nuestros residuos, perteneciendo a la asociación Ecovidrio. Llevamos proyectos de I+D en Viñedos, como el desarrollo de levaduras autóctonas y la vendimia Km 0.

Defendemos un plan de sostenibilidad con nuestros proveedores. Asimismo, con las botellas apostamos por el uso y reciclaje de vidrio, así como proveedores que garanticen la sostenibilidad y el reciclaje en su producción. Trabajamos con Tonelerías que nos certifican el uso de robles de bosques sostenibles, preservando así el medio ambiente y el uso racional de los bosques. Nuestros proveedores deber portar el sello Forest Stewardship Council que garantiza estándares y políticas para el manejo sostenible de los bosques. En relación al cartón, nuestras cajas provienen de materia prima virgen y reciclada mediante un ciclo sostenible.

Por último, llevamos años apostando por la elaboración de nuestro vino BIO, elaborado con uvas provenientes de cultivo ecológico, al cual no se le han aplicado tóxicos, ni en los terrenos, ni en el cultivo. Estos cultivos están libres de fungicidas sistémicos, pesticidas y de herbicidas químicos. Decir también, que todos nuestros vinos son veganos, e incorporamos el sello que certifica esta aptitud, V-Label.

A lo largo de vuestra historia habéis recibido numerosos reconocimientos, tanto nacionales como internacionales. En 2021 Marqués de Cáceres se posicionó entre las 10 de las marcas de vino de DO la Rioja más influyentes de España. ¿Qué ha significado este reconocimiento para vosotros?

En el 2021, Wine Intelligence, consultora independiente de prestigio internacional, realizó un estudio sobre el mercado de vino español, entrevistando a 25.000 consumidores de 25 países, y Marqués de Cáceres fue considerada la marca de la DOCa Rioja más poderosa, situándose en el top 1 de marcas más influyentes de Rioja. Un reconocimiento a la labor de todos los que defendemos unos proyectos ambiciosos, sostenibles y dinámicos, con la humildad de saber que los reconocimientos se ganan con el esfuerzo y del trabajo bien hecho día a día. Esta dinámica nutre nuestra ambición empresarial. Han sido 50 años de tesón y sacrificios, ilusiones y grandes motivaciones por las cuales seguiremos trabajando.

 Sin lugar a duda, y después de la crisis sanitaria vivida, ha sido una gran alegría recibir tal reconocimiento de los consumidores que intervinieron de forma independiente a esas encuestas. Agradecemos a todos la confianza que nos depositan a través de este reconocimiento que culmina una trayectoria de más de 50 años.

Más contenido

Tendam impulsa la internacionalización de Hoss Intropia
25May2022
0

Tendam impulsa la internacionalización de Hoss Intropia

En los últimos meses la marca ha llevado a cabo aperturas en Albania, Andorra, Chipre, Chile, Costa Rica y Guatemala, y espera abrir en Letonia y Malta. Hoss Intropia afianza su presencia internacional de la mano de Tendam. La marca cuenta con nuevas aperturas en Europa y América, concretamente en los mercados de Albania, Andorra, […]
Leer más »
H&A celebra su 40º aniversario
23May2022
0

H&A celebra su 40º aniversario

H&A cumple 40 años defendiendo el valor de lo intangible. H&A celebra su 40º aniversario echando una mirada al pasado y remontándose al mes de mayo de 1982, el mes y el año en el que nació la compañía en una España que vivía momentos de profunda transformación social. La empresa inició su andadura con […]
Leer más »