Skip to main content

Borges International Group ha dado un paso más en materia de Responsabilidad Social Corporativa con el fin de minimizar las dificultades que atraviesa el sector de la hostelería, bares y restauración como consecuencia de la paralización de la actividad. Así, la compañía ha impulsado un plan para la reactivación del canal HORECA, focalizado en aquellos segmentos en los que es urgente actuar con decisión y rapidez: el económico, el comercial y el formativo.

En primer lugar, Borges ampliará el plazo de pago hasta seis meses de todas las compras que se realicen hasta el 31 de agosto, con el fin de incentivar la campaña de verano y aportar una mayor liquidez al sector para facilitar su reapertura y su vuelta a la normalidad.

Asimismo, a través de sus marcas Borges, Capricho Andaluz, Ortalli, Star Castillo Andaluz y Cosecha, el grupo pondrá a disposición del sector de manera gratuita cinco millones de envases monodosis para optimizar el consumo de aceites y vinagres. Estos envases requieren una mínima manipulación, aumentando la seguridad alimentaria y disminuyendo las posibilidades de transmisión del coronavirus. Además, al estar fabricados con materiales reciclados, contribuyen a la conservación del medioambiente y constituyen una apuesta por la sostenibilidad.

Paralelamente, Borges ofrecerá al sector un plan especial de formación y asesoría, impartido por los mejores especialistas, focalizado en incrementar la seguridad alimentaria para contribuir a la reactivación de sus ventas.

Todas estas acciones se enmarcan dentro del plan estratégico #ComprometidosPorNaturaleza.

This site is registered on wpml.org as a development site.