Nació en 1964, en Barcelona. Es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, y PADE por el IESE. También ha cursado el Programa de Comunicación Empresarial de IESE-Universidad de Navarra en Madrid, así como el Máster de Desarrollo Directivo en la Administración Pública de ESADE.

Ha desempeñado diferentes responsabilidades en el ámbito de la comunicación en la Administración Pública autonómica y municipal; así como en diversos medios de comunicación. Ingresó en la compañía en el año 2004, ocupando diferentes posiciones en el área de Comunicación. En mayo de 2009 fue nombrado director general de Comunicación y Relaciones Institucionales y desde abril de 2017 es también vicepresidente de la Fundación Naturgy.

También es presidente del Comité de Comunicación de la Asociación Española de Industrias del Gas (Sedigas).

Presidente de la Asociación de Directivos de Comunicación de Catalunya desde su constitución en octubre de 2007, hasta marzo de 2016 y Presidente de Honor de la Asociación desde diciembre de 2017.

‘Naturgy’ acaba de sustituir a ‘Gas Natural Fenosa’ como marca, ¿qué os ha motivado a hacer este importante cambio?

En primer lugar, permítame subrayar que la marca Gas Natural ha sido una gran marca desde el año 1992. En su momento fue innovadora y rompió moldes en el sector energético. Pero el mercado y la propia compañía han evolucionado, se han transformado completamente durante estos 26 años, y eso es lo que ha motivado el cambio de marca.

Desde la perspectiva del mercado, existen tres grandes tendencias a las que me quiero referir. En primer lugar, el mercado demanda simplificación y mayor agilidad de las organizaciones, con la innovación tecnológica y la digitalización como motor impulsor de nuevos modelos de negocio. En segundo lugar, el peso del mercado internacional y la globalización es clave en el sector energético. Y en tercer lugar, se está produciendo una transformación del modelo energético global hacia las renovables y la descarbonización.

Desde la perspectiva de la marca, está claro que nuestra antigua marca hacía referencia únicamente a nuestra actividad gasista y no se vinculaba ni con el negocio eléctrico ni con el de generación. No era, por tanto, representativa de una compañía energética. Necesitábamos una marca que nos acompañara en el proceso de transformación de la compañía y que evolucionase al mismo ritmo que el negocio.

¿Qué importancia tiene la marca en la estrategia de la compañía?

Vemos la nueva marca como una palanca para impulsar la transformación de la compañía y para afrontar los nuevos retos. La marca Naturgy es moderna y digital, global, ágil, representativa de una energética, que está comprometida con el medio ambiente y que muestra respecto por nuestro pasado. Una marca preparada para adaptarse a un nuevo contexto y que nos permite potenciar nuestra relación con todos nuestros grupos de interés.

El cambio de marca nos ayuda a transmitir una imagen y un discurso de empresa global, construyendo credibilidad, tanto dentro como fuera de España. Nos va a permitir construir un alineamiento interno y acompasar la transformación estratégica de la compañía.

Vemos también la marca como una herramienta para simplificar nuestra propuesta de valor a nuestros grupos de interés y mejorar su entendimiento.

¿Qué valores queréis transmitir con la nueva marca?

La marca Naturgy sintetiza todos nuestros valores y filosofía, es un reflejo de una nueva forma de entender la energía y de relacionarnos con ella. Nuestros valores son cuatro: sencillez, vitalidad, expertise y respeto.

Sencillez. Actuamos de manera sencilla y atenta, somos dinámicos y flexibles impulsando el cambio en el sector de la energía. Nos mueve el deseo de facilitar e impulsar la vida de las personas.

Vitalidad. Somos proactivos y positivos en nuestro modo de actuar. Mostramos una visión emprendedora, impulsando iniciativas que generan valor y contribuyen al desarrollo de las personas.

Expertise. Supone ser responsables y exigirnos para estar a la altura de las expectativas. La solidez de nuestra compañía y el talento de nuestro equipo nos avalan. Somos un referente a nivel global en el mundo de la energía.

Respeto. Somos respetuosos con el futuro, el entorno y el bienestar de las personas, lo que se traduce en nuestra manera única de actuar enfocada en lograr un mundo mejor. Significa ser sostenibles desde el punto de vista social, económico y medio ambiental.

¿Cómo se trasladan estos nuevos valores en la nueva identidad visual?

La marca está formada por el logotipo (la palabra Naturgy) y el símbolo de una mariposa. La mariposa es el elemento gráfico más identificativo y representativo de Naturgy. Representa la ligereza y la libertad, la capacidad de Naturgy de adaptarse a los nuevos tiempos.

La marca se apoya en las curvaturas de la tipografía, desarrollada específicamente para nuestra empresa, que aportan cercanía y amabilidad buscando transmitir un espíritu flexible y accesible.

Los colores corporativos –azul, naranja y blanco- son fundamentales en el desarrollo de la identidad visual de Naturgy. El azul aporta sobriedad, profesionalidad y experiencia, mientras que el naranja es la luz, la chispa, el brillo, la agilidad y la juventud. El blanco nos sirve, no sólo como fondo en algunos soportes, si no como elemento para enmarcar mensajes importantes y combinar junto con los otros dos colores corporativos.

¿A qué retos y oportunidades se enfrenta el sector energético actualmente?

Nos enfrentamos a retos sectoriales, tecnológicos y sociales. Por un lado un entorno cada vez más global e interconectado, con una mayor competencia que requiere de una enorme agilidad para dar respuesta a la sociedad y a nuestros clientes, que cada vez son más activos. Es aquí donde entra en juego otro gran reto y, al mismo tiempo, oportunidad para nuestro sector: la digitalización. Hoy en día no podemos entender nuestro día a día sin considerar la digitalización como parte necesaria de la estrategia de las compañías.

Por otro lado, la evolución de la producción energética hacia fuentes de origen responsable con el medio ambiente es también una demanda generalizada, que Naturgy incorporó hace años y potenciamos en el nuevo Plan Estratégico.

Vivimos una transición energética global en la que las compañías sin duda tendrán un papel relevante. Por ejemplo, y en el caso de nuestra compañía, Naturgy resultó ser una de las principales adjudicatarias de las últimas subastas de renovables en España, donde invertirá alrededor de 1.000 millones en los próximos años en energía eólica y fotovoltaica.

En cuanto al entorno energético mundial, destacaría la ratificación de los compromisos del Acuerdo de París, para luchar contrael cambio climático y las emisiones del CO2.

Más contenido