El Foro de Marcas celebró el 26 de noviembre su evento anual en formato virtual, acto que fue precedido de las reuniones de la Junta Directiva y Patronato de la institución, que también fueron celebradas de forma online.

Ignacio Osborne dio la bienvenida al acto e hizo referencia al momento histórico que estamos viviendo, puso el foco en la recuperación y recordó los tres pilares que conforman la esencia del Foro: la colaboración público-privada, la internacionalización y la importancia de los intangibles.

Cristina Garmendia, presidenta de la Fundación COTEC para la Innovación y exministra de Ciencia e Innovación, fue la ponente principal de esta jornada. Comenzó su intervención haciendo un símil entre un terremoto y la situación que estamos viviendo y pasó de este modo a hablar sobre la reconstrucción, una reconstrucción para la que la innovación es una herramienta clave. Garmendia definió la innovación como todo cambio (no solo tecnológico), basado en el conocimiento (no solo científico), que genera valor (no solo económico) y puso énfasis en la necesidad de que concurran todos estos elementos a la vez: el cambio, el conocimiento y el valor. Además de la innovación, defendió que son también necesarios para avanzar y trazar este camino la transformación y el liderazgo. Y en este contexto explicó que tiene una gran relevancia la cooperación público-privada, dando importancia a que se fomente el aprendizaje mutuo.

La presidenta de COTEC habló también sobre ‘La llave de COTEC’, una herramienta que han desarrollado que implica reforzar el trabajo que ya venían realizando con expertos (los que saben qué hacer), pero también desarrollar fórmulas de relación con los influenciadores (los que dicen lo que hay que hacer) y con los facilitadores (los que saben cómo hacerlo). “Tenemos que reconstruir el país sobre un terreno que ya sabemos que no es sólido, que le afectan las sacudidas, algunas imprevisibles y, otras, fruto de estos movimientos de gran escala y largo plazo como estos” y definió tres transiciones: de lo analógico a lo digital, de lo lineal a lo circular y de lo material a lo intangible. Por último, habló sobre la economía circular, que es una gran oportunidad para Europa en general y para España en particular, sobre la transición a la economía digital, sobre el futuro del empleo y sobre el peso cada vez mayor de los activos intangibles en la economía y la importancia de trabajar en su medición.

Garmendia cerró su intervención nombrando los cuatro pilares en los que es necesario apoyarse de cara a la recuperación. Estos son: las capacidades educativas, las capacidades tecnocientíficas, las capacidades industriales y las capacidades sanitarias. “Estos serán los grandes pilares que reconstruirán nuestro país y que nos permitirán soportar posibles sacudidas que puedan llegar en el futuro”, defendió.

Tras la presentación de Cristina intervino en el acto Pablo López Gil, director general del Foro de Marcas, que declaró que muchas de las variables mencionadas por Garmendia están muy alineadas con los esfuerzos del Foro. “Nosotros estamos convencidos de que esa triple transición de la que habláis se ha visto acelerada por esta pandemia. Desde el Foro ya veníamos trabajando en todo lo que tiene que ver con sensibilizar al tejido empresarial y a la sociedad española en general de lo que tiene que ver con la transición hacia esa economía más intangible y en particular con el peso de la marca y la innovación”, declaró.

A continuación, tuvo lugar una mesa redonda moderada por Jorge González, profesor de IESE Business School, que contó con la participación de Rafael Fontana, presidente de Cuatrecasas; Núria Basi, CEO de Basi Group; y Esteban Bretcha, CEO de Simon Holding. Todos ellos compartieron sus visiones sobre la reconstrucción y los cambios que ven para 2021.

En su intervención, Rafael Fontana defendió la importancia de la anticipación y explicó como en su despacho se confinaron antes de que se declarase el estado de alarma con todas las medidas del teletrabajo implementadas. En esta línea declaró que “el teletrabajo ha venido para quedarse”. Asimismo, destacó la importancia de la capacidad de adaptación y de trabajar muy bien la comunicación. En el caso de Cuatrecasas la comunicación constante que hicieron durante la pandemia hizo que creciese el sentido de permanencia de sus empleados. También defendió la importancia de tener una actitud positiva desde la cúpula para que los empleados afronten la situación con optimismo “porque es el reflejo de toda la organización”.

Por su parte, Núria Basi hizo un repaso de cómo se enfrentaron ellos a la situación. La sede central ya estaba preparada para el teletrabajo, pero a nivel de tiendas tuvieron que parar, ya que se cerraron tanto sus tiendas como las de terceros. Ante esta situación destacó la importancia de tomar decisiones de forma rápida y con flexibilidad, de mantenerse muy cerca de clientes, canales y proveedores y de potenciar el comercio online, ya que era lo único que podía estar abierto. Durante todo el tiempo que estuvieron cerrados aprovecharon el tiempo para preparar el momento de la apertura y siguieron adelante con la planificación de apertura de nuevas tiendas que tenían programada para este año.

Por último, Esteban Bretcha explicó cómo gracias a su experiencia en China, donde tienen 1.500 empleados, pudieron ir anticipando y aprendiendo de la situación, antes de que la pandemia se extendiera por occidente y contó que en Simon montaron un comité de crisis multidisciplinar para ir gestionando la pandemia día a día. Defendió también la importancia de la comunicación y de mantener la esperanza. Durante el tiempo en el que estuvieron parados aprovecharon el tiempo para llevar a cabo las tareas que tenían pendientes y se centraron en preparar un plan a largo plazo. Esto mantuvo a sus empleados focalizados.

A lo largo del debate los tres ponentes también hablaron sobre la sostenibilidad y la economía circular. Rafael Fontana defendió que cuidar el planeta y hacerlo con hechos es una “responsabilidad global”. Por su parte, Núria Basi comentó que la economía circular es el reto más importante al que se enfrenta el sector textil-moda, al ser el mismo uno de los más contaminantes. También lo es la industria a la que pertenece Simon, ya que es una gran generadora de residuos. En ese sentido Esteban Bretcha explicó cómo desde su compañía están estudiando para conseguir que sus materiales se puedan volver a utilizar y también están trabajando en la eliminación de los embalajes de plástico.

El debate lo cerró Jorge González haciendo una recapitulación de los principales temas tratados en la mesa redonda: la capacidad de adaptación, la necesidad de flexibilidad, de formar a los empleados y de mantener el optimismo cuidando a los equipos, a las personas y dándoles una visión positiva de la vida y del trabajo, un trabajo que quizá sea distinto en el futuro gracias a la exitosa implantación del teletrabajo.

Más contenido

Iberdrola y MAPFRE sellan una alianza para invertir en energías renovables en España
0

Iberdrola y MAPFRE estrechan su colaboración en el ámbito energético con la firma de una alianza estratégica para invertir conjuntamente en energías renovables en España. Para ello, han creado un vehículo pionero de coinversión entre una energética y una compañía aseguradora, que contará con 230 MW en proyectos verdes -tanto eólicos como fotovoltaicos-de la cartera de activos de la energética. El […]
Leer más »
Actiu lanza ‘Gaia’, la primera plataforma inteligente para espacios de alto rendimiento saludables y eficientes
0

Actiu lanza la primera plataforma para la gestión inteligente de espacios de alto rendimiento saludables y eficientes. Denominada ‘Gaia by Actiu’, se trata de una plataforma IoT pionera y disruptiva que sensoriza el entorno de trabajo, para obtener datos de uso y de las condiciones del ambiente que rodea a las personas, repercutiendo favorablemente en […]
Leer más »