Skip to main content

Acesur trabajará a lo largo de 2020 en el proyecto Phenoils, donde se estudiará la implementación de nuevas tecnologías en almazaras para lograr una extracción más saludable del aceite de oliva virgen.

Este proyecto de I+D ha sido otorgado por EIT Food, la comunidad de innovación europea de alimentación, de la que forma parte Acesur, y también por el Instituto de la Grasa (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), el Centro Tecnológico Fraunhofer, la Universidad de Turín y la empresa Sistemas Energy Pulses.

Uno de los principales objetivos del proyecto es aumentar la presencia de tocoferoles, polifenoles y otros compuestos bioactivos en el aceite de oliva virgen, los cuales tienen un efecto positivo comprobado sobre las enfermedades cardiovasculares y el síndrome metabólico. Para ello, se utilizarán nuevas tecnologías de extracción en almazara, como la cavitación hidrodinámica, el ultrasonido o la tecnología de campos electrónicos pulsados.

Asimismo, se estudiará la influencia de estas nuevas tecnologías y la evolución del contenido de compuestos menores durante la vida útil de los aceites de oliva vírgenes, para lo cual se han involucrado varias pymes de Portugal, España, Italia y Grecia, países donde la producción de aceite de oliva virgen es muy relevante para sus respectivas economías.

Se trata de un proyecto de dos años de duración, pero Acesur y el resto del consorcio esperan obtener conclusiones interesantes durante esta primera anualidad. Además, se organizarán programas educativos que beneficien a los productores y estudiantes de los países participantes durante este periodo.

This site is registered on wpml.org as a development site.