El diseño de autor tiene que provocar emociones

Firma de gran tradición cuyos comienzos se remontan al año 1973 a un pequeño taller de sastrería.En la década de los 80 surge La arruga es bella:“ quise que mi ropa fuese como una segunda piel.En cada rostro está escrita la historia más secreta de cada ser humano”.Adolfo Domínguez dice:“mi ropa no marca tanto la diferencia de status como la del espíritu e intelecto.Visto a la inmensa minoría, en frase memorable del poeta Juan Ramón Jiménez”.A la línea más emblemática,Adolfo Domínguez Hombre y Mujer, se unen las siguientes líneas: U (tendencias para chico y chica), Salta (ropa deportiva para la vida urbana), Adolfo Domínguez + (de la talla 44 a la 56), Niño, Adolfo Domínguez Complementos y la última línea: Mi Casa. La firma afianza su expansión internacional, estando presente,en el año 2007,en 18 países a través de una red de 400 tiendas exclusivas. Adolfo Dominguez aporta al mundo de la moda una belleza atemporal de cortes depurados.Innovación sin renunciar a la factura artesanal: “tengo alma de artista y el oficio de costurero tiene un alto componente artístico. Me encanta trabajar con las manos”. ”Jamás haré cosas estridentes, pero sí, fiel en el anhelo permanente de ese soplo, la poesía”. Adolfo Dominguez recibe los premios más prestigiosos:Aguja de oro, Porto Fashion Awards, Maestro del Lino (La Confrérie des Maîtres du Lin), Premio FIMI (Feria Internacional de Moda Infantil), Lifetime Achievement in Fashion (Miami Fashion Week)…