Instagram @brandsofspain

Instagram @brandsofspain

Hace poco alguien me lanzaba una pregunta. ¿Cómo se construye una marca en internet? Creo que para empezar esta pregunta parte de la identificación de internet como un lugar en sí mismo, como otro mercado diferente y penetrable al igual que si hablásemos de un país o región.

Creo que esto es partir de un concepto equivocado, pero que sí nos sirve para reflexionar sobre una realidad como es la presencia de internet como un canal no opcional en el que no puedes decidir estar o no. Si hablásemos de mercados, está claro que una empresa puede decidir estar o no en el mismo, en función de la estrategia de su empresa. Pero en el caso de internet, como realidad en sí, no podemos decidir si estamos presentes o no. Podremos decidir si apostar o no por el e-commerce, o si ser o no activos en redes sociales. Podemos hacer más, menos o ninguna publicidad en medios digitales, etc… pero en cuanto nuestra marca alcance un mínimo nivel de relevancia, podemos tener por seguro que nuestra marca estará presente en la red.

Esto significa que una marca, desde su nacimiento, tiene el potencial para convertirse en una marca global en un corto espacio de tiempo. Esto puede afectar en sí mismo a la manera en que construimos nuestro posicionamiento de marca y debemos tenerlo muy en cuenta tanto en su vertiente positiva como negativa.

Por un lado se trata de una oportunidad magnífica. Con una inversión mínima o cuanto menos moderada, podemos dotar de una notoriedad a nuestra marca impensable hace unos años, además de facilitarnos la distribución y comercialización de nuestros productos o servicios en el exterior de una forma mucho más económica y sencilla.

No obstante, también son muchas las amenazas que internet trae consigo. El control sobre nuestra marca se hace más dificultoso y cualquiera que sea el posicionamiento que hayamos decidido para nuestra marca en internet, cuanto mayor sea su notoriedad, más estará presente en internet y debemos estar preparados para ello. Con independencia de que tengamos o no perfiles activos en redes sociales activas o e-commerce, en la red se hablará de nosotros, incluso en mercados en los que no tenemos presencia física, y nuestra marca será susceptible de sufrir falsificaciones. El éxito de la marca la lleva inexorablemente a su exposición en internet.

Podemos decir por tanto que internet no es hoy en día una opción sino una realidad, un ecosistema en el que conviven las marcas, con sus clientes, prescriptores y detractores, así como sus falsificaciones. Este ecosistema está plagado de las oportunidades propias de un mundo global, pero que conlleva también los peligros de éste. El reto está en aprovechar las ventajas que nos ofrece y protegerse de adecuadamente de las amenazas.

Comentarios

  • Estortoldos  24 de octubre de 2015

    Excelente artículo, Estortoldos es una marca española registrada no hace mas de 5 años, hemos nacido en internet y seguimos creciendo gracias a internet y las redes sociales, a un ritmo que hace solo 10 años solo era posible con grandes inversiones en marketing y publicidad.

    Responder

Escribe tu Comentario

Por favor, introduzca su nombre Por favor, introduzca un email válido Por favor, introduzca un comentario