Bajo la premisa de que, para ser competitivas, las empresas deben diferenciarse se desarrolló la jornada ‘El papel del diseño en la construcción de una marca’ que el Foro de Marcas organizó el pasado 3 de noviembre junto con Simon y RED (Reunión de Empresas de Diseño) en el Centro Cultural Conde Duque de Madrid.

La jornada fue abierta por Pablo López, director general adjunto del Foro de Marcas y Ricard Aubert, consejero de Simon, empresa que en 2016 ha cumplido 100 años y cuya apuesta por la marca propia y el diseño le han llevado al éxito internacional.

La primera sesión de la jornada ‘Sin diferenciación no hay marca: Marca y Diseño, dos caras de una misma moneda’ consistió en un diálogo entre Quico Vidal, responsable de la consultora ‘Nadie. The creative think tank’, y Manuel Lecuona, catedrático de Universidad en Gestión del Diseño por la UPV. Ambos destacaron cómo las marcas son un articulador de la propia empresa, no son pura estética, son una visión de la compañía; y cómo el diseño está indisolublemente ligado a la marca.

La segunda sesión sirvió para conocer la visión y experiencia de las empresas. En una mesa redonda moderada por Juan Mellen, director de RED, directivos de Cosentino, Mustang, Simon y Fama compartieron el cómo y por qué de la apuesta de sus empresas por diferenciarse.  A pesar de las diferencias entre los sectores y perfiles de empresa, todos los ponentes coincidieron en un punto, la importancia de rodearse de un equipo que tenga presente la cultura del diseño, que debe impregnar a toda la empresa y estar liderada desde arriba.

Tras la jornada, el público asistente pudo visitar la exposición ‘Interfaces. 100 años de diseño en Simon’ que con motivo del centenario de la marca se exhibe en el propio Centro Cultural Conde Duque y que permite recorrer la historia de la compañía a través de sus diseños.

Más contenido